25 Mar

Sal de la rutina, ¡corre rápido!

Esta misma semana leíamos en una de las webs de referencia del mundo del triatlón (triathlete-europe.com) una frase que debe servirnos para recapacitar, para ver qué queremos hacer, dónde queremos llegar entrenando: “Entrenar en tu zona de ‘confort’ hará que compitas en tu zona de confort”. Si lo tuyo es salir a trotar, o rodar suave y ni miras el reloj, y ni te importa… puedes saltarte las siguientes líneas. Si quieres progresar presta atención: Para correr más rápido tienes que entrenar más rápido de lo que lo haces habitualmente, al menos entrenar un porcentaje de tus kilómetros semanales fuera de la zona de confort, ese ritmo en el que correr comienza a dejar de ser un auténtico placer. El “no pain, no gain”, sin sacrificio no hay mejora.

Leer más
20 Mar

La calma después de la tempestad: enfriar

Aunque pensemos que después de un duro entrenamiento o cuando cruzamos la meta de una competición ya está todo hecho… ¡nos equivocamos! Es esencial, fundamental, volver a la ‘calma’ física tras un esfuerzo intenso y tiene que hacerse de forma progresiva, es decir, sin parones bruscos. Y especialmente importante en épocas de más calor. En primer lugar, nuestro corazón y nuestra musculatura necesitan desacelerar progresivamente.

Leer más
11 Mar

¡Vente a las quedadas "fijas" de los Beer Runners por toda España!

Poco a poco son más las ciudades que se van sumando cada mes a la lista de quedadas Beer Runners. Y muchos de los Beer Runners ya han hecho ‘fijas’ muchas de estas quedadas en el calendario, bien un día a la semana, o un día al mes. Los pioneros fueron los compañeros madrileños, que fijaron día y hora para sus quedadas semanales: todos los martes a las 20h00 en la puerta del Ángel Caído del parque de El Retiro. No fallan nunca, allí dan la bienvenida a todos los que quieran correr y tomarse una cerveza después.

Leer más
05 Mar

Correr me ha cambiado la vida

Correr me ha cambiado la vida. No soy mejor persona por pegarme madrugones y salir a la calle en mallas o calzonas, o por salir de noche cuando el cuerpo lo que pide es descanso, sofá y tv. No soy mejor por ponerme un dorsal algunos domingos, por exprimirme al máximo en una carrera popular. Ni siquiera soy mejor por participar o por entrenarme sin descanso durante varios meses para cruzar la línea de meta de un maratón. Tampoco soy mejor por salir a trotar sin pretensión alguna, ni ritmo prefijado. Soy uno más entre los miles que hay en una línea de salida, o en un parque cualquiera.

Leer más