Hace unos cuantos meses te hablamos del genial nombre que el capitán Beer Runners de Zaragoza, Cristian Monterde, le había puesto a esos entrenamientos suaves que consisten en salir a trotar suave durante al menos una hora mientras charlas con los compañeros… Trote + Tertulia ¡Trotertulia! Nuestra amiga Yolanda Vázquez-Mazariego, la impulsora de la Carrera de la Mujer hace ya 14 años también adora este tipo de entrenamiento, e incluso lo pone en práctica en las carreras. Ella lo ha llamado “Cotorruning”, correr y charlar como cotorras con los amigos, incluso con el dorsal puesto. 


Tanto Trotertulia como Cotorruning son dos palabras geniales que resumen en gran medida el espíritu de las quedadas Beer Runners.

Para los que amamos salir a correr, incluso los corredores más avanzados que siguen estrictos planes de entrenamiento, el momento más placentero de la semana es ese día que sales a correr suave con los amigos, tanto que te permite charlar sin asfixiarte, sobre cualquier tema. Comienzas hablando sobre la próxima carrera, repasas lo complicado que es salir a entrenar con tantas obligaciones laborales o  familiares, y terminas hablando sobre el maratón internacional que algún día correrás… Tus sueños.


Esas tiradas largas a ritmo suave sirven para lo que los más clásicos denominan “coger fondo”, para regenerar la musculatura tras un día exigente, o simplemente para desconectar de todo y conciliarnos con el verdadero placer de correr por correr, sin exigencias, por diversión. 


Al fin y al cabo, Beer Runners es la aplicación práctica del Social Running. Salir a correr con amigos, porque en compañía es mucho más divertido y enriquecedor, y terminar tomándose una cerveza y una tapa mientras seguimos hablando y compartiendo. Este es el sentido. 


Trotertulia o Cotorrunning es COMPARTIR. Trotar y tertulia. Tertulia y trotar. 


¡A por un 2018 muy feliz, placentero y repleto de trotertulias y cotorruning!