Empezar a correr es duro, sobre todo si no estás en forma, si pretendes correr 20 ó 30 minutos. Normalmente además cuando alguien empieza a correr o bien está dejando de fumar, o tiene algo de sobrepeso, o bien no está en buena forma física. Para muchos durante un tiempo empezar a correr era sinónimo de fatiga, sacrificio… ¡Ya no!

Si el ‘futurible’ corredor se equivoca en la estrategia… lo pasará mal en esas primeras salidas. ¿Te han preguntado muchas veces eso de “pásame un plan de entrenos”, “dime cómo hago para empezar a correr”? Pues aquí tienes una solución, una respuesta válida para todos aquellos que quieren empezar. Invita a los que te rodean a probar esta pasión con el “CACO”.

CACO es “CAminar y COrrer”. Así de simple. No tiene sentido intentar empezar corriendo 40 minutos seguidos. La clave es la adaptación al deporte, si unes en una sesión caminatas con algunos minutos corriendo, en pocos días comenzaras a ponerte en forma, y esa será la base para que en poco tiempo SÍ puedas correr muchos minutos seguidos.

Hay muchos planes en internet que puedes seguir. Por ejemplo, dile a tu chica, a tu novio, a tu hermano… que pruebe a andar 10 minutos, trotar 2, andar otros 5 minutos, trotar 2… Los beneficios los empezará a notar en una semana, no habrá ‘agonía’ en los entrenos ni sofoco, y en pocas sesiones puede empezar a hacerlo al revés, trotar 5-10 minutos, andar 5-10 minutos, trotar 5 minutos…

Incluso muchos atletas de elite (es un sistema muy extendido entre los triatletas) comienzan así sus pretemporadas, metiendo varias horas de paseo y algunos minutos de carrera intercalados.

Bajarán tus pulsaciones, quemarás muchas más grasas, tu musculatura y articulaciones empezarán a acostumbrarse al ejercicio.

¿Te apetece seguir el método CACO? Pues ya sabes, caminar y correr, caminar y correr… Invita, comparte este entrenamiento con tus amigos, familiares… ¡o ven a probarlo a una de las citas Beer Runners en 2013! 4-5 kilómetros es una distancia perfecta para empezar a correr.