Seamos honestos, aunque cuando te pones en la línea de salida de una carrera no estás pensando en salir lo mejor posible en la foto cruzando la meta, sí que a todos nos encanta tener un buen recuerdo de lo vivido, y salir lo mejor posible. Y además, compartirlo en las redes sociales. ¡Nos encanta el postureo! 😄

Te vamos a dar 6 consejos muy útiles para que estés totalmente preparado para ser un ‘pro’ de la fotografía.


1. Gafas de sol: Como las folclóricas o las estrellas de cine, unas buenas gafas de sol esconden las ojeras, las arrugas y la cara de esfuerzo y cansancio. Eso sí, para cruzar la meta, si vas bien, lo ideal es que te las pongas en la cabeza para que se te vea bien la cara de felicidad.


2. Sonríe, la actitud es fundamental: una foto enseñando una gran sonrisa es inigualable. No es lo mismo verte con cara de felicidad que con una de sufrimiento y cansancio. Aunque no hayas logrado tu mejor marca personal, cruza la meta sonriendo. La actitud, si es positiva, siempre da bien en cámara.


3. La ropa: Los runners solemos vestir colores chillones, llamativos… Hasta ahí todo correcto, es una decisión personal, pero no está de más que antes de salir de casa mires si los colores que llevas pegan, si vas más o menos conjuntado. Te damos un truco: usa mallas o calzonas negras, eso prácticamente va a juego con todas las camisetas.


4. Cuida tu postura al cruzar la meta. Este es el momento crucial, cuando cruzas la línea de meta. Por un lado, acuérdate de levantar los brazos, ¡eso es tu victoria personal! Por otro, sonríe, quítate las gafas, límpiate la nariz y la boca (especialmente si tienes barba, suelen quedar ‘residuos’ con el paso de los kilómetros…). Y ojo, si usas gorra, visera o gafas, colócate hacia atrás para que te veamos bien la cara :-D Si tienes pelo largo y has llevado coleta o un recogido, intenta repasártelo para estar perfect@.


5. No renuncies al maquillaje: Y es que además de la sonrisa y una correcta postura, para correr no tienes por qué renunciar al maquillaje. Para lograr un tono unificado y resaltar los rasgos de tu cara, utiliza productos de texturas ligeras, que sean waterproof para asegurarte de que el sudor no acabe con ellos y sobre todo, no te pases, para correr menos es más. Otro imprescindible que además de ayudarte a proteger tu piel, te ayudará a no salir rojo como un tomate en la foto es usar protección solar, fundamental para evitar quemaduras.


6. ¡Que no te tapen! Si has cumplido con los cinco consejos anteriores, sólo te falta cumplir con una última recomendación: ¡Que no te tape otro corredor! No será la primera ni la última vez que en plena recta de meta se cuela justo delante un corredor que te tapa en la foto o en el vídeo de llegada. O que levanta los brazos y donde debiera estar tu cara aparece un brazo tatuado o o el pecho de alguien que te acaba de adelantar.  Ya sabes, esquiva a otros ‘finishers’, o hazte a un lado. Y ojo, no salgas en la foto parando tu reloj y mirando hacia abajo. Puedes parar el crono una vez que hayas cruzado el arco de meta.