Casi todos cuando empezamos a correr sentimos algo parecido a una especie de “enamoramiento” a primer vista. Bueno, algunas personas necesitamos un tiempo corriendo para darnos cuenta del flechazo… Sea cual sea tu caso, lo cierto es que esa pasión inicial es posible que se vaya diluyendo con el paso del tiempo. Cuando eliges el running como tu ‘deporte de cabecera’ empiezas a perder peso, a encontrarte mejor, a mejorar tus marcas y tus entrenos… casi con esto es suficiente para tener ganas de salir a correr con asiduidad. Pero después de un tiempo, la pereza, el frío o el calor, las obligaciones o el haber convertido el running en un hábito más nos hace perder la motivación.

Para encontrarla de nuevo hay muchos trucos, consejos o recomendaciones para seguir, aunque deberías ser consciente que casi todo ¡está en tu mente!


Busca retos deportivos

Aunque para ti el running sólo sea una actividad para encontrarte mejor y para moverte, buscar pequeños o grandes retos deportivos, desde acabar tu primera carrera popular o lograr tu mejor marca persona en medio maratón, son una gran ayuda para obligarte a salir a correr. Porque cuando estás enfocando tus esfuerzos a cruzar una meta tu mente dejará de poner trabas, el frío o el calor no serán tan duros, y serás capaz de encontrar huecos en tu apretada agenda a horas insospechadas.


¡En compañía, mucho mejor!

Aunque el running es un deporte individual, no significa que sea un deporte para solitarios. Correr en compañía es la esencia del movimiento Beer Runners. Quedar con alguien para correr siempre motiva para salir de casa a hacer deporte, ayuda a madrugar, o incluso a salir tarde por la noche. El running con amigos es genial, y nos ayuda a superar la pereza.


Busca tu recompensa

Los Beer Runners tenemos claro que no hay una recompensa mejor que terminar un día de entrenamiento o una carrera con una buena cerveza, algo de comer y los amigos. El plan es inmejorable :-D. Prémiate por el esfuerzo, programa viajes a otras ciudades en grupo, haz amigos, comparte. Los Beer Runners somos unos expertos en hacer amistad ¡y en disfrutar a tope!


Cambia tu rutina

A menudo nos cuesta mucho trabajo variar nuestras rutinas, nuestros planes. Deberíamos obligarnos a entrenar por terreno variado. Hay que ir al parque, al campo, correr por la ciudad, en rutas diferentes a las que hacemos cada día. En la variedad está el gusto.

Además, variar los entrenamientos es esencial para mantenernos en forma y huir de las lesiones, no sólo del hastío. El gimnasio, el trabajo de fuerza, las cuestas, los rodajes a ritmo… ¡Todo influye!