Ha llegado la primavera, y aunque el buen tiempo no ha terminado de instalarse en nuestras vidas y en nuestro día a día, estamos en la mejor época del año para dar rienda suelta a nuestras aficiones favoritas: ¡correr y cervecear!

La primavera “al runner” altera. Sólo hay algo que nos puede frenar a algunos: la maldita alergia. Y aunque cada vez son más los runners que salen a correr con mascarillas de papel, si sufres de alergia seguramente tengas que parar los días en los que el nivel de polen esté más alto…

Más allá de los ácaros o la polinización, aquí tienes 5 motivos para que te pongas YA las zapatillas y salgas a correr:

1) Las suaves temperaturas en estos meses, unido al aumento de las horas de sol, son los mejores aliados para entrenar con más asiduidad, especialmente para correr acompañados.

2) La primavera es el momento perfecto para empezar a hacer deporte y para ponerte en forma, tonificarte, y perder algunos kilos de cara al verano y a la temida ‘operación bikini’. En cuanto empieces a correr con asiduidad ganarás forma física y el cambio será poco a poco visible en tu cuerpo.

3) ¡Más endorfinas! En primavera nuestros cuerpos están especialmente receptivos a las nuevas experiencias, al ocio, a la diversión y a disfrutar de cosas nuevas que rompan con la monotonía. Es el momento de liberar más endorfinas tras hacer ejercicio y sentirnos mejor con nosotros mismos. No son sólo las endorfinas, tras correr los neurotransmisores cerebrales se ‘activan’ y nos sentimos muy bien.

4) Correr es una de las mejores actividades tanto para arrancar el día como para acabarlo. Nos ayuda a pensar, meditar, solucionar problemas o al menos verlos desde otra perspectiva. Precisamente si unimos correr con buen clima y con más sol, encontraremos un motivo más para ponernos las zapatillas cada día antes o después de nuestra jornada laboral o de nuestras clases. Si sales a correr muy temprano tendrás la sensación de estar “activado” toda la mañana.

5) Aprovecha la luz para correr por sitios distintos en los que lo haces habitualmente. Puedes ir al campo, a la montaña, o simplemente correr por la ciudad, o ir a ese otro parque que normalmente no tiene luz por la noche. En la variedad está el gusto. La primavera es el momento ideal desconectar corriendo en sitios nuevos, o para probar nuevos lugares. Prueba también a venir a las quedadas Beer Runners y conocer gente nueva y, por qué no, también a ponerte un dorsal y participar en tu primera carrera popular. ¿Te animas?