En el running, como en cualquier otro deporte, es fundamental mantener una actitud positiva, el mayor tiempo posible. 

Hay que intentar evitar ser un runner negativo. Seguro que conoces a alguien que siempre se queja antes de empezar el entrenamiento, que siempre está poniendo todo tipo de excusas antes de una carrera, y que se toman este hobby como si fueran profesionales y dejan la sensación de estar más tiempo enfadados que disfrutando de este maravilloso placer. 

Ojo, háztelo mirar si TÚ eres uno de esos runners que se enfadan al cruzar una línea de meta si no has logrado cumplir el objetivo del ritmo marcado, o la marca deseada, porque ni siquiera los corredores profesionales son capaces de lograr los mejores resultados en cada competición. Tómatelo con calma, relájate y disfruta… Tu cuerpo no puede estar siempre al 100 × 100 de su capacidad, ni evolucionar cada semana.

Intenta evitar hacer comentarios del tipo: “Esta noche no he dormido nada”, “Estoy hasta arriba de trabajo”, “Tengo problemas en casa” ,“Me duele la espalda”, “Los niños me traen la cabeza loca”...

Aunque posiblemente lo digas como una defensa natural o para preparar tu mente para un esfuerzo grande, realmente lo único que estás consiguiendo es crear un clima negativo antes del entrenamiento o antes de la quedada con los otros Beer Runners. 

Reconócelo, siempre habrá algo que te impida estar al cien por cien, pero tanto a ti que trabajas o estudias o que tienes que dedicar muchas horas a otras actividades, y que no eres un profesional que te dedicas única y exclusivamente a correr. Siempre hay algo a lo que podemos culpar. Aunque en realidad sean excusas “vacías”. 

Para vencer este mal rollo te proponemos un ejercicio muy simple y saludable: intenta decir algo positivo antes empezar a correr a tu compañero de entrenamiento, como: “hoy hace un día genial, estaba deseando salir a correr desde primera hora de la mañana… Este momento seguro que es el mejor del día, qué ganas tenía de respirar aire puro, porque llevo todo la tarde encerrado…”

Por decir estas cosas no vas a correr más ni vas a lograr tu mejor marca personal, pero el ambiente para empezar a correr va a ser mucho más positivo y agradable. Hay incluso hay estudios que demuestran que aquellos corredores que sonríen mientras corren tiene la musculatura más relajada y el gasto de oxígeno es menor, por lo que incluso rinden más.

Y si tú eres positivo, pero tienes un compañero de entrenamientos muy negativo, no está demás que le hagas ver estos trucos que te hemos comentado ya verás como lográis que en adelante todo sea más agradable.

Galería de imágenes