¿Mejor correr solo o en compaña? Seguro que te lo has planteado muchas veces. Ambas opciones tienen cosas buenas, cosas que no son tan buenas y cosas que pueden parecerte peores. Lo que es seguro es que no hay nada como compartir un buen rato con los amigos después de correr y rehidratarnos con una buena cerveza.

Recuerda que correr es siempre algo placentero, tanto si lo haces sólo como si lo haces con alguien. Aquí tienes los pros y los contras:

EN BUENA COMPAÑÍA

Es más divertido correr acompañado. Resulta más ameno, se te pasa el tiempo mucho más rápido y si te unes a un grupo que corre más que tú, puedes progresar rápidamente. Aunque también puede echarte para atrás el hecho de que algunos corran más que tú y puede hacer que te sientas fuera de lugar.

Puedes hablar, charlar, hacer nuevos amigos o hacer que conocidos o compañeros de entrenamiento se conviertan en grandes amigos. Por otro lado, estás más informado del mundo del running, ya que siempre hay alguien que sabe cuándo son las próximas carreras y así podrás apuntarte. Correr con gente experimentada puede ser muy positivo ya que te darán consejos y te advertirán si te estás equivocando (correr más rápido de la cuenta, kilometraje…).


Si no eres disciplinado, salir a correr acompañado te vendrá genial para marcarte una rutina y obligarte a  ir a entrenar para no dejar tirados a tus compañeros. Tal vez si vas solo algún día te gane la pereza, en cambio, si tus amigos te esperan será una motivación extra para correr especialmente los días de lluvia, mal tiempo o mucho calor…La ayuda y el soporte que te aportan tus amigos en las competiciones son muy importantes para mejorar tus marcas.

Y no hay nada como tomarte una cervecita después de correr con tu grupo habitual de carreras/entrenamientos y compartir inquietudes, marcas, y alegrías.

MEJOR SÓLO QUE MAL ACOMPAÑADO…

Correr solo es una actividad muy recomendable, al menos de vez en cuando, para encontrar un poco de paz espiritual, pensar en las cosas del día a día y evadirnos. También corriendo solos aumentamos nuestra creatividad y nuestra capacidad de concentración. Nos hace fuertes, sanos mentalmente y podemos conseguir sacar todo el estrés fuera. Nos permite escuchar música, audiolibros, la radio… y alejarnos un rato del ruido de la ciudad.

Otro de los puntos positivos de correr solos es que no necesitamos a nadie, elegimos nuestro propio horario, qué hacer, cuántos kilómetros correr o durante cuánto tiempo. Podemos pararnos cuando nos dé la gana, variar nuestras rutinas o el sitio por donde correr…No hay nada como correr por la naturaleza, tú solo, escuchando tu respiración, un poco de música y sintiendo la naturaleza.

¿Tú qué prefieres? Cuéntanos qué opinas. Comparte tu experiencia en los grupos #BeerRunners de cada ciudad en Facebook o en Twitter usando el hashtag BeerRunners

Y si quieres hacer nuevos amigos, aprender cosas nuevas, conocer gente muy interesante que comparte tus mismos hobbies y gustos… pásate por los grupos Beer Runners de las principales ciudades españolas y apúntate a alguna de nuestras quedadas para disfrutar, al menos algún día a la semana, de correr en buena compañía.

Beer Runners A Coruña

Beer Runners Las Palmas

Beer Runners Sevilla

Beer Runners Barcelona

Beer Runners Madrid

Beer Runners Zaragoza

Beer Runners Valencia

Beer Runners León