Es desolador salir a la montaña, o al campo, y encontrarse con botellas o envases de plástico de barritas energéticas, geles y desperdicios de todo tipo.


Nuestra responsabilidad ética como deportistas nos obliga a cuidar el entorno natural en el que nos gusta hacer actividad física. 


Si vas por el campo, intenta seguir los caminos ya hechos, no pises maleza o arbustos de manera innecesaria. Del mismo modo, no dejes papel higiénico, restos de comida o basura, lleva contigo una pequeña bolsa y ve metiendo ahí todo. TODO. Otro punto muy importante es respetar la naturaleza y no llevarte nada a casa: flores, setas, piedras… ¿de verdad lo necesitas? Otra costumbre que se puede evitar es la de hacer señales en árboles o rocas y esa especie de monumentos con piedras que se ven muchas veces.


Cuando empezamos a participar en trails o carreras por la naturaleza casi sin quererlo, nos convertimos en “embajadores” de la montaña en nuestro entorno más cercano, o incluso con nuestra actividad en redes sociales. Dar ejemplo a los demás, contar o compartir qué hacemos para mejorar y no estropear el entorno hará que mucha gente tome conciencia de la importancia de cuidar el medio ambiente y respetar la naturaleza. Usa las herramientas a tu alcance para que entre todos difundamos prácticas responsables y mejoremos, o al menos no estropeemos, la montaña y el campo. 


Otra forma de respetar el entorno es llevar siempre el material adecuado, ya que si vas insuficientemente equipado a hacer un trail, o a hacer una ruta por la montaña, y te surge algún problema, seguramente tengan que ir otras personas a ayudarte (servicios de rescate, otros corredores…) con la consiguiente alteración del entorno. Respeta  los peligros de la montaña llevando el suficiente material técnico y no pongas en riesgo a otras personas por una falta de previsión. Esto implica desde la ropa de abrigo, la comida y el agua necesaria, hasta tener la batería del móvil llena, y no gastarla innecesariamente durante el trayecto ;)


Mucha gente va a la montaña sola, pero como bien sabemos los Beer Runners, es mucho mejor en buena compañía. Saca el máximo rendimiento a tus rutas en compañía. Es más divertido, seguro y hasta sostenible ¿para qué ir en varios coches cuando cabéis todos en uno?


Amar la naturaleza es respetarla. Respetarla no es sinónimo de conocerla. Así que, aunque te creas un buen corredor, ve poco a poco y no intentes cubrir distancias exageradas, porque probablemente la montaña te gane. Ama la naturaleza, respétala y sé humilde y precavido. 


Enamorarse de la montaña es fácil. Pero recuerda. Tú sólo pasas por ella unas horas. Ya estaba ahí, y seguirá estando ahí cuando tú no estés. Cuídala.