Empecé asistiendo a las quedadas como una más, cuando Domingo todavía era el capi de Valencia. La verdad es que siempre hemos quedado en el mismo sitio, y la ruta ha variado poco o nada, pues parece que nos resistimos a cambiar :-D. Quedamos todos los jueves a las 20h, en las escaleras de Atletismo del Río, junto al Decathlon de Campanar. Es un día genial, la antesala del fin de semana, sabes que te vas a unir a buenos amigos para correr y luego tomar unas cañas… 

Al principio, éramos muy pocos en las quedadas, había veces que éramos literalmente cuatro, incluyendo a Domingo, Jesús y yo. En mayo de 2015 después de terminar la Volta a Peu de Valencia y durante el almuerzo, los compañeros me hicieron una “pequeña encerrona” y me votaron como capitana, ya que el gran Domingo no podía continuar por sus obligaciones laborales. Poco a poco, por el boca a boca, los conocidos, Facebook… el grupo empezó a crecer hasta ser los que somos ahora, ¡aunque todavía siguen viniendo nuevos Beer Runners y eso nos encanta! Conocer gente, relacionarte con personas interesantes es parte de la filosofía que nos mueve. ¡Somos como una gran familia en el que unos vienen y otros van!

La verdad es que no paramos de hacer cosas, hemos ido a hacer “el Camino”, compartimos fines de semana en casas rurales, hemos participado en carreras solidarias de todo tipo, nos vamos de trail cada vez que podemos…

La verdad es que en Valencia tenemos mucha suerte de poder correr cada semana por el cauce del Turia, bien iluminado, llano, protegido del viento. De nuestra tierra se dice que es la “Ciudad del Running”, y honestamente creo que no nos falta razón. Somos muchas mujeres en el grupo, algunos caminan en vez de correr, nuestros “Beer Walkers” (yo mismo lo hago cuando estoy lesionada por ejemplo), tenemos un grupo de “veteranos” que tienen más marcha que los más jóvenes, gente que corre mucho… ¡y hasta varios corredores ‘minimalistas’ que vienen con las ‘guaraches’ y sus pies descalzos incluso en invierno!

Hemos tenido la gran suerte de dar con un bar en el que nos sentimos como en casa. ¡Es nuestra sede! En el Bear Club siempre acabamos nuestras quedadas con cervezas y bocadillos para reponer fuerzas. 

¡Larga vida a Beer Runners Valencia! Lo nuestro es mucho más que correr ;)