La gran mayoría de los “problemas” con los que nos encontramos en una carrera suelen ser los relativos a ir al WC antes de la misma… Los cuales podemos resolverlos llevando siempre en la mochila, en el coche o en el bolsillito de los pantalones/mallas un par de pañuelitos de papel. Esto siempre nos da la vida. 

Además de los pañuelitos, otra buena idea que te dará mucha tranquilidad siempre es llevar metido un billete de 10-20 euros envuelto en un plástico, por ejemplo de de los de congelar. En el hipotético caso de tener que retirarnos de la carrera siempre podremos usarlo para volvernos a casa o a la zona de salida en transporte público (bus, taxi…). Y nos sirve para tomarnos una cerveza y una tapa tras cruzar la meta :-D.

Del mismo modo, también es muy útil llevar siempre un gel en el bolsillo, tanto en los entrenamientos como en las carreras, incluso aunque sean de menos de 10 kilómetros. Nunca se sabe cuándo sufriremos una temida ‘pájara’, un bajón de azúcar… O un mal día. Un gel siempre a mano te devuelve la vida en cualquier momento torcido durante una carrera.

Conviene llevar en nuestra mochila runner, en el coche, o incluso dejarlo siempre puesto en los porta dorsales, 3-4 imperdibles. Normalmente en todas las carreras cuando recoges el dorsal te lo dan, pero siempre nos los dejamos en casa…

¿Te has olvidado la vaselina? Aunque los corredores somos muy solidarios y nos prestamos y compartimos material, muchas veces, sobre todo en las carreras de media y larga distancia, la propia organización pone a disposición de los corredores en los puntos de asistencia médica vaselina para poder untárnosla en las zonas de mayor roce (muslos, axilas o pezones). Intenta tener en el coche o en la mochila un “kit runner” con todo lo que normalmente usas, para recurrir a él en caso de emergencia.

Ahora que nos metemos de lleno en el otoño o en el invierno en gran parte del territorio, si hace mal tiempo y llueve, nada mejor que llevar una bolsa de basura de las grandes a la que le puedes hacer agujero para la cabeza y los brazos con tus propias mano. No es lo mismo que un impermeable, pero te mantendrá seco y algo más caliente que si llevas una camiseta sólo, y con la ventaja de que podrás tirarla si deja de llover a media carrera. Por favor, deshazte de ella en un contenedor o en una zona de avituallamientos. Otro buen truco para combatir la lluvia es llevar una gorra o una visera, no te mantiene seco pero sí que te libra de las gotas de agua en los ojos.

Si tenéis más consejos ¡contadnos en comentarios!