Mucho se habla de si los corredores pronan, supinan, son neutros… que si es el momento de dar el salto al maratón, de la conveniencia de hacer series o ejercicios de fuerza para mejorar nuestra velocidad y marcas… Pero muchos de los aspectos que más importan a las mujeres a la hora de salir a correr siguen siendo ‘tabú’ o directamente no tienen hueco en los medios especializados, foros, grupos en redes sociales…

Y resulta, que para muchas de las mujeres que corren, sobre todo aquellas que tienen más pecho, una de las cosas más importante, posiblemente a la altura de la elección de la zapatilla con la que salir a la calle, es la correcta elección de un sujetador deportivo que evite o minimice el movimiento del pecho en cada zancada. Es la única forma de evitar molestias, e incluso el dolor.

Un correcto soporte y control evitan el efecto ‘rebote’, que con la acumulación de kilómetros o minutos en los entrenamientos, se hace muy necesario, porque el pecho se puede desplazar muchísimo en cada zancada. Igualmente, un exceso de presión puede resultar molestísimo. No queda más remedio que probar distintas opciones hasta dar con la óptima.

Afortunadamente, hoy en día hay una enorme variedad de sujetadores deportivos y en numerosas tallas y formatos.  Al igual que ocurre con las zapatillas, no todos los modelos sientan igual de bien o dan la misma comodidad, depende mucho de cada mujer, así que cuando des con una marca o modelo concreto con el que te sientas mejor, intenta comprar varios para poder ir alternándolos y tener siempre alguno disponible mientras los otros están lavándose.

A continuación te dejamos unos consejos básicos a tener en cuenta:

-       Elígelos de buena calidad y tejido transpirable, los usarás mucho y deben resistir bien a los lavados.

-         Presta especial atención a las costuras, deben ser especiales para evitar molestos roces.

-         Banda inferior extra, más ancha que ayuda a la sujeción, y tirantes ajustables (normalmente en la zona delantera).

-         Evita salir a correr con los sujetadores que uses a diario, del día a día.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil y si tienes más consejos no dudes en compartirlos con nosotros en los cometarios o en nuestras redes sociales.