Aunque a los Beer Runners nos encanta socializarnos y compartir con amigos y compañeros las post carreras, con nuestra cerveza y nuestra tapa para reponer energías tras el esfuerzo, sí que es cierto que hay disparidad de criterios sobre la conveniencia o no de correr en carreras grandes con un gran número de corredores. ¿Es mejor, es peor? Hemos hecho esta lista con pros y contras para que valores si te conviene o no.


Estar en la salida de pruebas como los maratones de Valencia, Barcelona, Sevilla o Madrid, medios Maratones como el de Madrid, 10k de Valencia y Palencia, la Behobia-San Sebastián o la San Silvestre Vallecana…tiene los siguientes pros y contras.


PROS

Ambientazo

Normalmente las carreras grandes destacan por el ambiente tan impactante de la salida, con miles de

personas a punto de empezar a correr. Se “huele” el nerviosismo y la expectación antes de la salida, y unido a los espectaculares montajes que tienen estas carreras grandes hacen que la experiencia sea inolvidable.


Estás acompañado todo el tiempo

Correr en grupo siempre es un ‘plus’ para rendir, especialmente si lo que buscamos es un ritmo constante o una marca objetivo. Además, en una prueba de larga distancia, entre medio maratón y maratón, estar corriendo en un buen grupo de runners hace que sea menos ‘penoso’ cuando atravesamos malos momentos. No es lo mismo estar en una calle vacía que sentirte arropado por otros participantes y por el público.


Animación

La ecuación no falla: a más corredores más público. Es normal que una prueba en la que compiten 20.000 tenga muchos más espectadores que una en la que corren 1.000, ya que familiares, amigos, compañeros suelen acudir a ver a los suyos. ¡Y vaya si influye positivamente en el ánimo estar constantemente recibiendo aplausos y ánimos desde las aceras!


Ser parte de algo grande, ¡mola! 

Es innegable que ser parte de un gran evento motiva muchísimo. Además, estas grandes carreras atraen a muchísimos runners internacionales, y compartimos asfalto con atletas profesionales que

hacen marcas totalmente alejadas de lo que los ‘mortales’ podemos soñar. Es un espectáculo increíble verlos correr y compartir kilómetros con ellos (aunque sea de lejos).


CONTRAS

Los primeros kilómetros

Si no te colocas bien en la salida a veces se pierde mucho tiempo en los primeros kilómetros. Es esencial ponerte en

el cajón ideal para tu ritmo de carrera. Incluso si te metes en un cajón más rápido puedes tener problemas porque los más veloces pueden ‘arrollarte’, o te obligarán a ir más rápido de lo que debes.


Masificación

Una carrera con 10.000, 15.000 ó 20.000 personas siempre es una carrera ‘masificada’. Por muchos carriles que haya en la salida y en los primeros kilómetros, durante algunos momentos te sentirás agobiado. Es lógico, poco puedes hacer contra esto.


Poco personales

Las carreras de pueblo, de barrio, tienen como punto fuerte el trato a todos los participantes, casi lo contrario en este tipo de carreras de mayor número de deportistas. La pre carrera y la post carrera suelen ser más ‘amables’ en el caso de pruebas con menos de 2.000 runners.


Después de haber puesto en una balanza los pros y los contras ¿te animas a ir a por una carrera multitudinaria?