Pilar Rubio, capitana de Beer Runners Córdoba.

¡Parece que fue ayer cuando quedamos la primera vez! Beer Runners Córdoba inició su andadura el 23 de octubre de 2015, hace casi cuatro años, y empezamos unos 5 ó 6… En esa primera quedada me nombraron capitana y a partir de ahí arrancamos el movimiento en nuestra ciudad. 

Al principio las quedadas las hacíamos ‘rotativas’: una semana lunes, a la semana siguiente martes y así sucesivamente. Y se eligió así por votación (somos muy democráticos en Córdoba, jejeje) y nos fue genial durante un tiempo, el grupo se consolidó bastante bien y los dos primeros años fueron sobre ruedas. Las quedadas solíamos hacerlas en parques como la Asomadilla, el del Tablero... Al tercer año hubo un bajón en las quedadas y se hicieron de forma intermitente. Así que hablamos todos los miembros a ver qué se podía hacer y qué día nos venía mejor a todos y se cambió el día de quedada a los lunes. Entre ese cambio de día y la celebración de la carrera de Beer Runners Córdoba (¡cómo nos lo pasamos!) el grupo subió como la espuma. Vino muchísima gente nueva que refrescó mucho al grupo y, a día de hoy, no podemos estar más contentos. 

Además de ser compañeros de correr y cervecear los lunes, somos AMIGOS, nos vemos fuera de las quedadas, y hacemos otro tipo de planes como irnos de barbacoa, de comilonas, ¡incluso viajar!

Gracias a nuestro compañero Rafa (Sherpa) hay días que hacemos rutas culturales y nos va enseñando sitios de interés de Córdoba que ni nosotros sabíamos que existían. Así que cambiamos siempre el punto de encuentro de las quedadas (para que tampoco sea muy repetitivo) y por ello tenemos más de un bar al que solemos ir. También vamos juntos a todas las carreras que podemos y después de cada una de ellas hacemos honor a nuestro nombre, Beer Runners, y nos tomamos una buena cervecita bien fresquita echando un buen rato juntos mientras compartimos algo de comer. 

Como “capi” de este maravilloso grupo humano, sólo puedo tener palabras de cariño y alegría con todos los Beer Runners cordobeses, no pueden ser mejores personas. ¡Gracias a todos por tanto y a seguir sumando kilómetros!