Arrancamos 2014 con nuevos proyectos, nuevos retos en mente, nuevos propósitos y, sobre todo, ¡pensando en hacer cosas interesantes que nos motiven a seguir corriendo, divirtiéndonos y disfrutando del beer running!

Si hay algo que en 2013 ha crecido exponencialmente ha sido la participación de corredores en pruebas de trail running. Sin duda ha sido la tendencia estrella de los últimos meses, y esta primavera seguro que muchos beer runners se decidirán a debutar o aumentar la distancia que recorren en el incipiente calendario de trail running nacional, cada vez más poblado de pruebas.

Viene ocurriendo que todo aquel que prueba el trail se enamora de por vida, y deja de ver el asfalto como el único escenario posible para cumplir sus sueños atléticos. La montaña, la naturaleza, el silencio… incluso la dureza de las cuestas, nos engancha profundamente. Sólo hay dos inconvenientes: que vivas lejos de la naturaleza y sólo puedas salir a correr por el campo los fines de semana, o que te vayas a un sitio tan apartado que cuando termines te cueste trabajo encontrar un bar cerca para tomarte la cerveza de rigor ;). ¡Somos Beer Runners!

MATERIAL

Lo primero que has de tener en cuenta si decides dar el salto al trail running es que debes equiparte con el material adecuado. Si vas a correr por caminos rurales bien compactados puede ser suficiente con tus zapatillas habituales, pero en cuanto te adentres en terrenos ‘técnicos’ necesitarás zapatillas que te den más estabilidad, con mayores tacos en la suela para no resbalar y materiales resistentes al agua para no ir con los pies empapados si cruzas un riachuelo o pisas charcos. Ojo que necesitas esta protección extra no sólo por comodidad, si no para evitar lesiones, torceduras, caídas…

Para correr una hora no necesitas ropa demasiado diferente a la que usas para correr por la ciudad, con excepción de una camelbak o un cinturón porta-botellas para hidratarte. Si vas a correr más de una hora es esencial que vayas bien equipado con barritas y geles energéticos para evitar problemas y que lleves agua de sobra. ¡Importante!, el móvil puede ser un gran aliado para solicitar ayuda si tienes algún percance o te pierdes, e incluso para alumbrarte si se te hace de noche. Si sales muy temprano o tan tarde que la luz haya desaparecido no olvides usar un frontal para guiar tus pasos.

Si no conoces la zona, lo ideal es que corras acompañado de alguien que sí conozca la ruta para no perderte y disfrutar mejor del entreno. A nosotros nos encanta correr acompañad@s, pero en montaña ir con alguien experimentado y conocedor del terreno que pisa, es esencial.

TÉCNICA

Bajar cuestas puede ser más duro que subirlas. Una buena técnica bajando nos evitará accidentes, aunque sólo se adquiere con experiencia… ¡y prudencia! No intentes recuperar bajando lo que has perdido subiendo. No alargues demasiado la zancada para poder controlar tu cuerpo en cada paso descendiendo. Ojo que tu musculatura se resentirá mucho los primeros días de descensos. Alterna siempre tramos corriendo y caminando para reservar fuerzas y no malgastar energía en subidas o bajadas complicadas.

Al subir una cuesta, trabaja mucho el “braceo” y acorta y aumenta la frecuencia de tus zancadas. Con tu tren superior trabajando acompasado a tus zancadas ascenderás mejor y rítmicamente. Bajando, equilibra tu cuerpo echando el tronco ligeramente hacia atrás y adapta tu zancada a la pendiente sin perder de vista donde pisas.

¡Nos vemos en los grupos Beer Runners! Pregunta a los Beer Runners más experimentados cómo se lo montan para salir a correr a la montaña ¿Has buscado ya el de tu ciudad?

Comparte tus experiencias en nuestro Facebook y en Twitter desde donde podrás estar al día de todo lo relacionado con #BeerRunners. Así que ya sabes, dale a "Me gusta" en Facebook y síguenos en Twitter sin olvidarte de visitar el grupo Beer Runners de tu ciudad para  conocer todas las novedades sobre quedadas, carreras y entrenamientos.