Dicen que los buenos amigos, se cuentan con los dedos de una mano, pero no es nuestro caso. Los Beer Runners somos abiertos y estamos siempre dispuestos a que otras personas se unan y se contagien de nuestro espíritu libre y cervecero.

Estamos absolutamente convencidos de que correr con amigos es muchísimo más divertido y ameno que hacerlo solo, como casi todo, ¿verdad? Quien lo niega, es porque todavía no lo ha probado, ¡realmente engancha!

En buena compañía es mucho más agradable, y si encima terminas tomándote una cerveza entre risas, ¡alcanzamos la excelencia! :-D

Pero… ¿cómo son nuestros amigos runners?, ¿con cuál de ellos te sientes más identificado?

Aunque puede que se nos escape alguno, estos son los principales ‘tipos’ de amigos de corredores:

1. “El picao”. Siempre quiere correr más tiempo, más rápido, más lejos… al menos más que tú, más que los demás compañeros… Le costará reconocer una derrota, pero siempre da mucho juego en la cerveza posterior y hace que no decaiga el nivel, aunque normalmente tengamos que recordarle que lo más importante es divertirse, que llegar el primero a la meta no es lo que en verdad trasciende, sino todo el recorrido compartido.
A éste le dejamos que se crea el ganador, aunque no lo sea, lo felicitamos para que no llore en ese momento de angustia contra sí mismo, y ya nos encargamos luego de darle un poco de cera cuando la espuma se le queda en el bigote, y le recordamos a lo que venía:-D

2. “El arrastrao”. En todos los grupos siempre hay uno de esos sufridos corredores que lo dan todo en cada carrera, aunque nunca ganan nada. que tienen que exprimirse el 100% para aguantar el ritmo de los demás. Siempre tienen molestias, antes y después de entrenar, y excusas antes de la carrera. Su mayor sueño es convertirse en bicho bola, y llamar a eso correr. Suelen tomarse la primera cerveza contando lo mal que han dormido la noche previa o que están saliendo de una lesión, pero nosotros lo animamos diciéndole que ya mismo inventarán algo para aprovechar cada cuesta hacia abajo, un aparato que acumula esa energía en el descenso para propulsarte en la siguiente subida, mediante aquello de la fuerza cinética.

3. “El motivao” Ellos sienten que nada ni nadie puede pararles, que ninguna carrera es lo suficientemente larga como para asustarles… Les sobran los motivos para salir a correr, son optimistas por naturaleza, y siempre nos transmiten pasión por el running.

4. “Los pintas” o los “reyes del postureo”. Son los más fashion del grupo de entrenamientos y en la línea de salida. Siempre van a la última con todo tipo de gadgets tecnológicos y complementos para volar corriendo, o al menos para el ‘postureo’ de la foto. De hecho, van hasta a comprar el pan vestidos de corredores. Les encantan los colores fosforitos y chillones, esto lo hacen para que durante el vuelo no los confundan con las palomas de los parques, o por si tienen que ir a rescatarlos, por haber corrido tan lejos. Pero en el fondo, a nosotros también nos encanta presumir con nuestros colores naranjas y por eso la camiseta Beer Runners, ¡nunca falla!

5. “Los adictos a las redes sociales” Mientras corren se les puede seguir en ‘vivo’ en alguna red social, son los reyes del mundo 2.0. Tienen 40 aplicaciones de radio, conocen qué tiempo hará para la próxima carrera antes que nadie, y mientras te hablan se les entrecorta la voz con el vibrador de las notificaciones

Cuando saborean la cerveza están preparando ya el primer selfie post carrera brindando con nosotros para subirlo a Instagram con todo tipo de hashtags. Postear en Facebook o tuitear el último entrenamiento (incluso antes de haberlo terminado) es tan importante como bajar su mejor marca personal. Esperan que les des muchos likes, y más te vale si no quieres que te ignoren después, incluso en el día de tu boda. ¡Te la tendrán guardada!

Y tú, cuando sales a correr con tus amigos, ¿en cuál de ellos te conviertes?