Hay un puñado de consejos que son imprescindibles antes de intentar correr tu primer maratón, tu primer trail, un ultra… Bueno, incluso si no quieres correr ‘tanto’, podemos elaborar un pequeño número consejos muy útiles que te ayudarán a tener éxito en un 10k o media maratón, o al menos a no fracasar estrepitosamente, ese día tan importante para ti y en el que tanto empeño y entrenamientos has puesto.

ANTES DE CORRER UN MARATÓN, UN ULTRA… ¡CORRE DISTANCIAS MÁS PEQUEÑAS!

Cada día nos sorprendemos con más y más corredores que prácticamente sin tener experiencia previa se lanzan al monte a competir en un exigente trail de larga distancia o que se atreven a inscribirse a un maratón de asfalto sin haber corrido antes, por ejemplo, una o varias medias maratones. Para poner el cuerpo tan al límite con la ultra distancia primero hay que ir poco a poco cumpliendo etapas. Antes de competir en un maratón, lo ideal es haber corrido esa temporada al menos 2-3 medias maratones aunque no sea a tope. Perder el respeto a las distancias es un grave error. Pasa también con el triatlón, cada vez es más habitual que algunos debuten en un medio Ironman antes que en un triatlón distancia Sprint…

ENTRENA LA CARRERA: A LA MISMA HORA, PRACTICA EL DESAYUNO, LOS GELES DURANTE LA PRUEBA…

Si vas a correr un maratón o un trail que tienen su pistoletazo de salida a las 9AM ¿por qué corres sólo por las noches o a medio día? Lo ideal sería hacer las tiradas largas a la misma hora a la que tendrás que correr el día de la competición objetivo, así te da tiempo a probar con distintos desayunos, a acostumbrar el organismo a la misma temperatura, a conocer tus biorritmos… Del mismo modo, es necesario, si vas a tomar geles o comer algo durante la competición, que lo entrenes habitualmente esos días ‘test’ en los que haces tiradas largas. Tu estómago lo agradecerá, y no tendrás que parar a mitad de carrera o sufrir molestias durante interminables kilómetros…

DISEÑA LA TÁCTICA, CONOCE EL TERRENO

A no ser que vivas en la misma ciudad y conozcas bien el recorrido, es casi imposible que ningún corredor se sepa un circuito de memoria, y menos en la montaña o en el campo, pero sí que deberíamos conocer muy bien el perfil/altimetría de la prueba para saber cuándo reservar energías y cuándo apretar. Es fundamental tener algunas referencias visuales para saber ‘medir’ los esfuerzos. Se antoja vital establecer una estrategia previa sobre qué ritmo llevar, cuándo comer y qué comer, dónde hidratarse… Tampoco está de más, que somos Beer Runners, tener controlado el bar post carrera donde tomarnos la cerveza de recompensa tras el esfuerzo con los compañeros.

CALIENTA ANTES DE EMPEZAR, VE CON TIEMPO

Una pesadilla recurrente de todo runner es llegar a la salida con la carrera ya en marcha por culpa de un atasco, por no saber llegar al sitio, por perderse… Más vale estar una hora antes que llegar 5 minutos tarde. Además, los ejercicios de movilidad articular y un buen calentamiento nos ayudarán a rendir más y mejor, y a evitar lesiones. Y si llegas demasiado temprano, siempre puedes ir a tomarte un café a algún sitio, que te ayudará a despejarte y a concentrarte en lo que te espera.