Como dijimos la semana pasada, las lesiones son nuestro gran enemigo, ni la lluvia ni el mal tiempo ni el calor ni los horarios complicados… nada puede pararnos excepto una lesión. Para combatir las lesiones no hay nada mejor que conocerlas y tratar de identificar qué nos pasa. No pretendemos sustituir a los médicos o fisioterapeutas, pero esta es una pequeña lista de lesiones y problemas comunes muy habituales al empezar nuestra vida como corredores. Aunque ten en cuenta que pueden aparecer en cualquier momento, dispuestos a tendernos una emboscada…

PERIOSTITIS

Se trata de un dolor bastante agudo en una de las espinillas, o las dos a la vez, de las piernas. Es una inflamación del periostio que recubre el hueso de la tibia y que en reposo deja de doler. Mientras más corremos, más nos duele…

¡Ojo que puede llegar a causar hasta una fractura en la tibia por estrés! La solución es cambiar de calzado, consultar al podólogo por si fuera necesario tener plantillas, daros masajes en la zona en un fisio…

FASCITIS PLANTAR

Suena mal, y duele mucho. Es una inflamación de la fascia que recubre la musculatura de la planta del pie y provoca dolor en la zona media de la planta del pie y en el arco plantar. Es especialmente desagradable poner un pie en el suelo tras despertarnos de la cama o al levantarnos de la silla tras varias horas sentado.

Para solucionarlo hay tratamientos eficaces y algo dolorosos como la EPI y las punciones y otros menos dolorosos aunque de recuperación más lenta como el vendaje funcional, la aplicación de hielo varias veces al día para disminuir la inflamación, estirar el pie, los sóleos y los gemelo y masajes de nuestro fisio de cabecera, él es nuestro aliado.

TENDINITIS

Hay de varios tipos y es la conocida inflamación de un tendón. Las clásicas del runner son las inflamaciones del tendón de Aquiles y del tendón rotuliano (en la rodilla) y son causadas por excesos de entrenamiento, zapatillas mal elegidas y por correr en asfalto, cemento o pista. Así que lo primero es buscar solución a estas tres cosas, aplicar frío y descanso y luego acudir al fisioterapeuta, como siempre. Si no las tratas bien pueden reaparecer cada año, parándonos continuamente.

CALAMBRES, TIRONES Y ROTURAS MUSCULARES

Ojo, hay que saber diferenciar. Los calambres son habituales, a veces causados por el cansancio muscular, por deshidratación (es importantísimo beber líquido para evitar problemas musculares) y suelen remitir en pocos minutos descansando, bebiendo y estirando correctamente.

Los tirones musculares pueden llegar a ser roturas de fibras, por eso hay que mimarlos, para evitar estar de dos a cuatro semanas en el dique seco. Ante las señales musculares conviene parar, visitar al especialista para que vea la zona y decida si es suficiente con un masaje o si lo mejor es parar para evitar que la rotura vaya a más.

Mímate bebiendo mucho líquido (¿qué tal unas cervezas tras correr?) y estirando correctamente tras cada entrenamiento.

FLATO

Es ese desagradable pinchazo que notamos en nuestro abdomen, normalmente en el lado derecho, justo debajo del hígado. Es una punzada que nos obliga a bajar el ritmo o incluso a pararnos porque no nos permite ya ni respirar profundamente. Suele aparecer cuando corremos un cierto tiempo por encima de nuestro ritmo real. Es decir, si corres más rápido de lo que estás preparado para hacer. Hay otras causas: gases, una mala digestión, cansancio acumulado, entrenamientos no asimilados, falta de descanso, nervios, haber comido muchas grasas o alcohol las horas/días previos.

La solución es fácil: parar o bajar mucho el ritmo y el dolor comenzará a remitir. Un buen entrenamiento también previene el flato ;)

Hay quien recomienda hacer abdominales frecuentemente, incluso antes de correr. Es habitual ver a profesionales presionarse con la mano la zona dolorida al menor síntoma de que el flato va a aparecer, aunque no está probado que esto valga para algo…

AMPOLLAS, UÑAS NEGRAS

Además del fisioterapeuta, el podólogo es nuestro otro gran aliado. La fricción de nuestros pies con las zapatillas, el calor y el exceso de kilómetros pueden ponernos las uñas negras, hacer que luzcamos dolorosas ampollas en los dedos y en la planta del pie… Elige correctamente tu calzado y calcetines técnicos, no estrenes nada antes de competiciones importantes, y acude al podólogo de vez en cuando para revisar tus pies.

SÍNDROME DE LA CINTILLA ILIOTIBIAL

Es una molestia en la cara externa de la rodilla, provocada por un rozamiento e inflamación de la banda iliotibial, es otro clásico del mundo del corredor. Puede estar causado por sobrecargas en diferentes músculos de la pierna y antes de ir al fisio podemos intentar bajar el ritmo de entrenamientos, hacer estiramientos de los glúteos, cuádriceps, tensor de la fascia lata… Es muy común y un buen masaje acelera muchísimo la recuperación, a veces es la única salida.

Hay muchas más lesiones, comparte tu caso en los grupos #BeerRunners de cada ciudad en Facebook o en Twitter usando el hashtag #BeerRunners

Beer Runners A Coruña

Beer Runners Las Palmas

Beer Runners Sevilla

Beer Runners Barcelona

Beer Runners Madrid

Beer Runners Zaragoza

Beer Runners Valencia

Beer Runners León