Unir actividad física y naturaleza es un placer a nuestro alcance, y más ahora en primavera. Parece que las nubes y las lluvias torrenciales de este 2013 se van de forma definitiva y llega el momento de disfrutar del entorno natural. Si no las conoces todavía, te recomendamos que busques una Vía Verde cercana a tu casa, seguro que hay, porque está especialmente indicado para los que no somos expertos montañeros o muy iniciados pero queremos ir en bici, correr, hacer senderismo… por el campo sin usar gps, mapas o sin complicaciones. Este año se cumple precisamente el 20 aniversario de esta iniciativa.

El ferrocarril, el medio de transporte más ecológico, nos proporciona nuevas fórmulas de transporte no motorizado a través de los trazados ferroviarios que quedan fuera de servicio. El programa de Vías Verdes reutiliza estas vías en desuso, las acondiciona para que ciclistas, corredores y senderistas las aprovechen.

Las Vías Verdes son un instrumento ideal para promover en nuestra sociedad una cultura nueva del ocio y del deporte al aire libre, de la movilidad no motorizada. Nos ofrecen espacios simplemente perfectos para salir a correr, andar, montar en bici… Suelen ser trayectos con el suelo bien compactado, prácticamente llanos por lo que no requieren un esfuerzo físico grande, y están rodeados de parajes naturales únicos.

Desde 1993, estos antiguos trazados ferroviarios están siendo acondicionados para ser recorridos por viajeros un tanto diferentes a los que los transitaron en tren: cicloturistas y caminantes. La gran ventaja de las Vías Verdes es que garantizan la accesibilidad y la universalidad de usuarios, sin limitaciones de edad o capacidad física, y permiten su disfrute sin peligros, ya que el transito motorizado por el mismo está totalmente prohibido.

El concepto de Vía Verde comprende, no sólo el acondicionamiento del trazado ferroviario, sino también la instalación de servicios y equipamientos complementarios: restauración, alojamiento, alquiler de bicicletas y caballos, ecomuseos, etc. Éstos se sitúan, siempre que es posible, en las antiguas estaciones ferroviarias, rehabilitadas con este fin.

Incluso algunos de los miembros de #BeerRunners hemos participado en pruebas celebradas en Vías Verdes, concretamente una media maratón, y la experiencia ha sido fantástica.

Busca aquí qué Vía Verde te interesa más para empezar a hacer deporte al aire libre fuera de las grandes ciudades. Y, además, podrás tomarte una cerveza tras el ejercicio en alguno de los bares que se han instalado en las antiguas estaciones, especialmente en localidades pequeñas.

www.viasverdes.com