El boom del running experimentado en los últimos años tiene mucho que ver con lo fácil, económico o asequible que es empezar a correr. Pero rápidamente aprendemos, normalmente a base de lesiones, que tenemos que dejarnos asesorar para elegir bien el material deportivo (zapatillas sobre todo), que debemos ponernos en manos de un entrenador para progresar y maximizar los esfuerzos en los entrenamientos y lograr nuestros retos deportivos, que tenemos que acudir a fisios y podólogos para prevenir o para curarnos lo antes posible de ciertas lesiones inherentes a correr… 

Correr es muy fácil, pero hay una serie de profesionales que son indispensables en nuestra vida como runners. Son 5 en total, a los que nosotros, por supuesto, añadiremos los profesionales de la hostelería, ya que tirarnos una cerveza correctamente es esencial para un Beer Runner:-D

Los 5 profesionales que deben acompañarte SÍ o SÍ en el running son: entrenadores, nutricionistas, fisioterapeutas, ginecólogos y podólogos.


1.     Entrenador: ¡Pon un entrenador en tu vida ya! Sea cual sea tu nivel, necesitas el asesoramiento, la planificación de tus entrenamientos y las competiciones y el conocimiento sobre fisiología, rendimiento deportivo, salud… Un buen entrenador te guiará hasta tus mejores resultados, evitará que te sobreentrenes, que te lesiones, que hagas burradas, y te enseñará la importancia de añadir fuerza, rutinas de técnica, ejercicios que te mejorarán en todos los sentidos.

2.     Nutricionista: Una buena alimentación tiene una importancia enorme en tu rendimiento, y para correr y rendir bien no sirve con seguir una dieta ‘normal’ de las de perder peso. Los corredores debemos apoyarnos en un nutricionista para medir correctamente nuestras necesidades.

3.     Fisioterapeuta: Los fisios son imprescindibles cuando nos lesionamos. Gracias a sus tratamientos nos recuperamos antes de las lesiones, incluso muchas veces sin dejar de correr. Pero sus expertas manos cobran especial importancia para prevenir, es decir, los masajes de descarga previos a las competiciones o en periodos de cargas de trabajo, o el tratamiento de pequeñas molestias evitarán, en cierto modo, las temidas lesiones.

4.     Podólogo: Gracias a los podólogos podremos conocer nuestra pisada, usar plantillas específicas si las necesitamos o descubrir qué tipo de zapatillas necesitamos en función de nuestras características (condiciones físicas, peso, técnica de carrera, ritmos…). Y ojo,  la salud cutánea de nuestros pies también es esencial, intenta evitar las durezas, ampollas, juanetes…

5.     Ginecólogo: Para las féminas es esencial conocer su perfil hormonal, controlar y cuidar el suelo pélvico, así como resolver todo tipo de dudas y seguir indicaciones durante la menstruación, o en caso de pérdidas de orina o prolapsos.