No hay nada para mantener la motivación y para seguir saliendo a correr llueva, haga calor o nieve, como tener un reto y entrenar para lograrlo. Hay muchos tipos de retos, de objetivos. Nada como seleccionar uno, da igual lo asequible o complicado que sea, para no fallar ningún día, para seguir entrenando, para progresar y mejorar.

La rutina, el correr por correr, a veces es suficiente, pero para la mayoría de corredores es necesario fijarse retos para motivarse y para salir a correr. Te resumimos en este post los principales. Y si nunca te lo habías planteado, tal vez sea el momento de…

Correr para adelgazar

El running es uno de los deportes que nos ayuda a perder peso de forma más rápida. Sólo por detrás del spinning en cuanto a calorías quemadas por minutos de ejercicio. Si quieres perder peso sal a correr con asiduidad.

Además, es muy visible en pocas semanas. Si quieres adelgazar, acostúmbrate a hacer rodajes más largos, y alterna entrenamientos rápidos con otros lentos. No por correr lento mucho tiempo se adelgaza más.

Correr para dejar de fumar, dejar de salir…

Correr es un hábito de vida muy saludable. Cambiar los cigarrillos por una actividad al aire libre como correr hará que tu lucha contra esta terrible adicción sea más llevadera, porque te ayuda a limpiar tu organismo y porque con las hormonas que se genera combatirás el estrés, el ‘mono’. El running es uno de los mejores aliados en nuestra lucha contra el tabaquismo y cualquier otro tipo de adicción. También salir a correr temprano por las mañanas nos obliga a abandonar hábitos ‘nocturnos’, y la cultura del deporte es esencial para aprender a comer más sano, cuidar nuestra alimentación… Correr nos sirve para aprender más sobre nuestro cuerpo. Nos enseña a escucharnos. Intenta marcarte un calendario estricto y no te lo saltes, el hábito, te ayudará a salir de todo!

Correr para terminar tu primera carrera, un maratón…

Este es el reto mayoritario cuando comenzamos a correr. Nada como marcarse una carrera popular en el calendario para entrenar concienzudamente y prepararse para ser capaz de cruzar la meta de esa cita. Además, si ya has corrido tu primera prueba, siempre puedes marcarte mejorar la marca, alcanzar una marca que anhelas… Y, por supuesto, terminar un medio maratón, un maratón… completar estas distancias siempre están en el imaginario de los corredores más ‘masocas’. Para lograrlo, nada como seguir un plan de entrenamientos a rajatabla. Si puedes búscate un entrenador o un club de atletismo para estar bien asesorado.

Correr con constancia

Un reto muy fácil es marcarte la obligación de correr 3, 4 ó X días a la semana/mes. Es cuestión de buscarte un objetivo de un número de entrenamientos mínimos a la semana. Otra variable es intentar cada siete días correr un número de kilómetros determinado: 40-50-60 kms… Si el reto es correr 40 kilómetros a la semana, ya sabes que o corres 10km 4 veces a la semana, o bien 8km 5 veces… Divídelo como quieras, pero es otra forma de mentalizarte para salir a correr y vencer a la pereza.